¿Pueden las redes sociales ser un buen medio para recaudar deudas?

Redes Sociales recaudar deudas
¿Redes sociales para recaudar deudas?

Redes sociales para recaudar deudas: actualmente es aceptado que los cobradores utilicen medios como el Internet para buscar a los deudores. Una de las formas más valiosas de encontrarlos es a través de las redes sociales.

La realidad es que la mayoría de nosotros usamos las redes sociales para buscar a las personas con distintos propósitos. Si hablamos de la industria de la cobranza, el Skip Tracing es un término que se usa para ubicar a un deudor cuando se desconoce su dirección actual, número de teléfono o lugar de trabajo.

En este sentido, cuando tenemos que encontrar a alguien para cobrarle, cualquier información podrá ser usada para ese fin, incluida la que esté disponible libremente en las redes sociales. Así las redes sociales para recaudar deudas son una opción válida, siempre respetando la privacidad y utilizando canales privados para el contacto.

A menudo, encontramos que algunos deudores están huyendo o escondiéndose, siendo cautelosos acerca de qué información suben a su perfil, marcándola como privada. En este punto es donde surge la creatividad impulsada por la necesidad.

Quizás podríamos ver los amigos del deudor en Facebook. Al examinar sus publicaciones tal vez se obtenga algo sobre el paradero del deudor. Será posible conocer su lugar de trabajo, sitios donde han estado recientemente y con quién ha viajado. Los amigos también podrían mostrar algo sobre los activos e ingresos que el deudor pueda tener. Toda esa información está disponible gratuitamente. Es solo cuestión de ser creativo y cavar un poco más profundo.

No hay reglas contra el uso de las redes sociales para la recaudación de deudas

Si bien es cierto que a los cobradores se les prohíbe hacer público cualquier intención de cobro o acosar a los deudores que persiguen a través las redes sociales, no existen reglas que prohíban el uso de las redes sociales para localizar o conocer sobre los deudores. Lo que un deudor ha publicado para el consumo público en su página de Facebook, LinkedIn o Instagram, como la información de contacto, es libre para que cualquiera pueda verla y usarla.

Nuevo tipo de deudor

Ahora se conecta un nuevo tipo de deudor 24/7, algunas de sus particularidades son: utilizan nuevos canales en línea y herramientas de comunicación, confían en consejos entregados en línea. Compran más por este medio que por cualquier otro, además leen y crean revisiones de productos y servicios. Dadas estas características estos deudores también están abiertos a dialogar en línea o esperan que una compañía de cobranza les proporcione este servicio a través de internet o chat, en lugar de recurrir a formularios anticuados.

Tradicionalmente, el cobro de deudas se realizaba en privado, principalmente por el antiguo estigma social de tener deudas, por tanto, ser discreto ha sido prioridad hasta el momento. Hoy en día, la ubicuidad y transparencia de las redes sociales comienza a cambiar esto.

Nuevo tipo de comunicación con el deudor

Junto con este nuevo tipo de deudor, surge también nuevos agentes encargados de las cobranzas. Los nuevos agentes se están adaptando cada vez más y proporcionan nuevas formas de comunicación con los deudores.

Cada agencia de cobro debe tener una política sobre redes sociales. A la vez, debe practicar los más altos niveles de transparencia, cuando se trata del uso de perfiles y contenidos. Del mismo modo, deben tener muy claro lo que pueden o no hacer durante el proceso de recaudaciones, por medio de redes sociales. También, debe asegurarse que el personal esté capacitado y sean conscientes de los procedimientos.

Lo más importante, es que una vez que tenga abiertas estas líneas de comunicación, escuche lo que tiene que decir su deudor y trabaje con ellos para obtener el resultado de ganar-ganar.

COBROTECH, cambiamos la experiencia en cobranza.